El barnizado de madera es muy importante ya que te permite protegerla de futuras manchas, del desgaste que se pueda causar e incluso de la humedad que puede haber en tu hogar. Con el post de hoy aprenderás a barnizar cualquier objeto o superficie que desees fácilmente y explicado paso a paso.

 

1. Elegir el tipo de barniz

Necesitarás diferentes barnices dependiendo del objeto o superficie que deseas barnizar y por ello, te vamos a explicar el barniz a utilizar en cada superficie:

  • Objetos delicados: es recomendable utilizar un barniz acrílico al agua o un barniz neutro, tendrás un resultado muy bueno ya que estos dos barnices se impregnan muy bien. Cabe destacar que el barniz acrílico al agua es más fácil de manejar y por ello, te recomendamos que si es de tus primeras veces barnizando utilices este tipo de barniz.

 

  • Exteriores: en las superficies que se encuentran en el exterior debemos aplicar un barniz resistente al sol, a la lluvia y demás fenómenos meteorológicos. Por ello, deberemos utilizar un barniz de buena calidad y desde Pintores Bilbao Iturralde te recomendamos utilizar un barniz sintético y además si cuentan con un protector de rayos UV será mucho mejor para la madera ya que protegerá su color.

 

  • Interiores: en las superficies de interior generalmente se barniza el suelo, por ello hay que utilizar un barniz muy resistente ya que la madera recibirá un trato muy intenso. Nosotros te recomendamos utilizar un barniz poliuretánico ya que es caracterizado por su dureza y su resistencia al roce.

 

2. Preparar la superficie y el lugar de trabajo

El lugar de trabajo debe ser un sitio ventilado ya que el olor del barniz es muy intenso, también es muy recomendable que el lugar esté muy iluminado y si no fuese posible podrías abrir todas las ventanas y puertas para que haya circulación de aire. Lo más recomendable es barnizar en días templados como por ejemplo entre 20 y 25 grados en días que no llueva o haga viento.

 

3. Lijar la superficie y dar una mano de imprimación

Es muy importante lijar la superficie antes de aplicar ningún producto ya que de esta manera lo absorberá mejor y la superficie quedará más lisa. Con el fin de no rayar la superficie, es muy importante que el lijado se realice en el sentido de las vetas y tras este paso deberás retirar el polvo y pasar un paño húmedo.

Es muy recomendable que después de lijar se de una mano de imprimación a la superficie ya que de esta manera el barniz se adherirá más fácilmente y la protegerá de agentes externos.

 

4. Manos de barniz

A la hora de barnizar la primera capa deberás utilizar una brocha o un pincel plano y con cerdas suaves, deberás diluir el barniz con agua tal y como lo indique el fabricante en el bote de barniz y teniendo en cuenta que se debe aplicar el barniz en la dirección de las vetas.

Es extremadamente importante lijar entre las manos de barniz ya que el resultado será mucho mejor, deberás hacer con una lija de 180 manualmente con el fin de quitar todas las partículas que hacen su tacto áspero.

Las últimas capas podrán darse sin diluirlas en agua ya que se impregnarán mejor teniendo en cuenta que debe dejarse un día completo secándose entre mano y mano.

Generalmente se aplica 1 mano para renovar barnices en buen estado, 2 manos para barnizar en interiores, 3 manos para madera en exteriores e interiores y 4 manos para lograr una capa gruesa y acabado muy brillante.