A la hora de realizar una reforma es muy importante que previamente te informes sobre los trámites que debes realizar para evitar cualquier tipo de problemas e incluso sanciones. Los trámites suelen ser sencillos y no necesitarás mucho tiempo para realizarlos, para ello en Pintores Bilbao Iturralde te vamos a explicar todos los tipos de licencias que existen para que valores si tendrás que pedir alguna al realizar la obra correspondiente o no.

La mayoría de las licencias son de competencia municipal y por ello varía según donde residas. Además, cuando planifiques tu reforma, no solo tendrás que tener en cuenta lo que diga tu ayuntamiento, sino también la legislación urbanística general y la normativa al respecto vigente en tu comunidad autónoma. La mayoría de las decisiones para hacer un tipo de papeleo u otro reside en si la obra a realizar es una obra mayor o una obra menor.

 

Diferencias entre obra mayor y obra menor

La envergadura de la reforma, su presupuesto, si necesita o no la intervención de un arquitecto, si afecta a la estructura básica de la vivienda o a su fachada son algunas de las premisas que analizan los distintos ayuntamientos para determinar la categoría de la obra que quieres emprender y conceder el permiso pertinente.

Por norma general, se consideran obras mayores, todas aquellas que impliquen una ampliación de superficie, volumen o altura. Por ejemplo, aumentar un piso en una vivienda unifamiliar, tirar un tabique en un piso o cerrar la terraza. Como dato aproximado, generalmente, los proyectos que implican presupuestos de más de 20.000 – 30.000 € son obras mayores.

Por su parte, las obras menores serán aquellas más cotidianas que no afectan a la fachada o a la estructura del edificio como por ejemplo pintar tu piso, acuchillar parquet, lacar puertas o alicatar cocina en Bilbao

 

¿Qué licencias hay que realizar con obras mayores y menores?

Si quieres hacer en casa una reforma menor, en la mayoría de los casos no tienes que pedir una licencia, pero realizar una comunicación previa, por escrito, a tu ayuntamiento. Este tipo de permisos se concede prácticamente de manera inmediata o tarda como máximo unos días.

 

Respecto a las obras mayores, tendrás que solicitar la licencia adjuntando la documentación que te solicite tu ayuntamiento, generalmente el presupuesto y el proyecto. Lo más aconsejable para realizar la reforma integral de una vivienda es que sea la propia empresa que la va a realizar la que se encargue de solicitar la correspondiente licencia. En este caso, el coste de la licencia dependerá del presupuesto del proyecto y obtenerla puede llevarte varias semanas e incluso meses.